Michelle Calvó CINE y VOLEY

Michelle Calvó, entre el plató del cine y la arena del voley

“Quiero hacer carrera como actriz y como deportista” dice esta madrileña de 22 años que acaba de rodar el Club de los Incompredidos

 

 
Michelle Calvó | DANI SANCHEZ

Michelle Calvó Petreira (Madrid, 19 de septiembre de 1991) ya ha jugado dos pruebas del Madison esta temporada (Madrid y Laredo) y faltará a la de Tarragona “porque me he quedado sin compañera, que ha decidido retirarse”. Pero Michelle no desespera, porque formada como jugadora en el Marichal de Tenerife, ha descubierto que una de sus pasiones “es el voley playa, más que el de pista; y ahora, reencontrada en Madrid con él, no lo pienso abandonar”, dice esta joven de 1,75 metros.

Su otra pasión es la interpretación, que le viene de su madre, “que lo hacía en Tenerife”, y como desde los ocho años quería ser actriz, regresó a Madrid para dedicarse profesionalmente: “Vivo de ello, aunque es complicado, porque nunca sabes si vas a tener trabajo mañana. Pero estoy ilusionada de hacer carrera en el mundo de la interpretación”.

De momento, Michelle, simpática y morena espectacular sin caer en el adjetivo de mujer explosiva, ya ha intervenido con papeles cortos en series de televisión, “sí, como Isabel, Áida, Bienvenidos al Lolita, Toledo…”, pero es humilde al aceptar que no ha sido muy reconocida hasta ahora por estas apariciones en la pequeña pantalla: “De vez en cuando me encuentro con gente que me dice que le sueno, nos ponemos a hablar, y es por alguna aparición, aunque en este momento no soy famosa ni reconocida, aunque espero que con la película El Club de los Incomprendidos (se estrenará en diciembre) pueda impulsar mi carrera”.Eso sí, espera mantener su actual complicidad con ambas pasiones, “porque el deporte es una escuela para la otra profesión”, y aunque disputar el Madison le cuesta dinero, “porque sólo si entras en el cuadro final tienes ayuda económica”, quiere probarse con una dedicación más intensa “para saber dónde está mí techo”, asegura.Estudia inglés, francés y alemán, y para el curso próximo se ha matriculado en Pedagogía: “Si te planificas, hay tiempo para llegar a todo”.